Ciudad: el 44% de las familias reducirá gastos en educación

Sociedad
Compartir..

Se espera que la mitad de los padres del sur de la Ciudad cambien a sus hijos a la escuela pública después de que termine la cuarentena.

Uno de los efectos más evidentes de la cuarentena por el coronavirus en Argentina es que muchas familias tendrán que reorganizar sus finanzas, golpeadas como están por más de tres meses de encierro. En el caso de las de la Ciudad de Buenos Aires esto se traducirá en recortes en la educación de los hijos y en la necesidad de crear más de 84.000 vacantes nuevas en la escuela pública.

El 44% de las familias de la Ciudad de Buenos Aires reducirá el gasto en la educación de sus hijos: un 16% anticipó que los cambiará a un colegio privado más barato que el que asisten hoy en día, y un 28% planea pasarlos a la escuela pública, informó el Observatorio Gente en Movimiento.

Los datos implican que el Gobierno porteño deberá garantizar unas 84.280 vacantes para el ciclo lectivo 2021 cuando en otros años han faltado espacios para alumnos de todos los niveles educativos en el ámbito público. Sobre todo en las comunas del sur de la Ciudad el 49% de los padres ya habría decidido a pasar a sus hijos del colegio a la escuela una vez que termine la cuarentena.

Justamente en barrios del sur de la Ciudad, como Villa Lugano, Villa Soldati, Villa Riachuelo y Barracas, se encuentra la mayor concentración de estudiantes que asisten a la escuela pública en primaria, lo que podría entenderse como una situación que podría volverse apremiante en el verano de 2021.

“La falta de vacantes y el vaciamiento de la educación pública es la política que se viene llevando adelante desde hace más de 12 años en la ciudad y teniendo en cuenta estos números es urgente que se trabaje con responsabilidad para garantizar el derecho a la educación de todos los niñas y niñas de la ciudad”, explicó la periodista Gisela Marziotta, coordinadora del Observatorio Gente en Movimiento.

Además, el 36% de los hogares con hijos en edad escolar no cuenta con los recursos tecnológicos necesarios para afrontar las clases virtuales, lo que implica que 1 de cada tres familias tienen a sus hijos rezagados en el aspecto académico en 2020


Compartir..

Comentarios